abrazo y tango: pandemia

La clave del tango: el abrazo. Renunciemos pues al tango y al abrazo de un golpe, renunciemos al bandoneón y al malevaje.

Busquemos en la distancia y la desconfianza una cadencia que nos toque de pronto, una sonrisa que nos desnude y nos ponga colibríes en los tobillos.

No hay, no existe. No se puede.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: