Glaciares, glaciaras, glaciaros

WhatsApp Image 2019-04-12 at 20.54.50 
Nuestros glaciares requieren cuidado: están gravemente amenazados. Son frágiles, pero guardan memoria de 100.000 años, de los gases y las temperaturas atmosféricos, del material de erupciones de volcanes ancestrales. Son sensibles y reaccionan a las perturbaciones aceleradas al planeta. Nada de congelación e inmutabilidad. Son ecosistemas peculiares, encastrados en su territorio, tiempo y paisaje. Conocerlos no es sólo una empresa científica de conocimiento situado, sino una tarea que nos adentra en los saberes originarios y empíricos de los , de los valores espiritual de nuestros saberes primordiales.
De todo esto aprendimos en la jornada realizada este 12 de abril en el auditorio de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile, organizada por la coordinadora de territorios en defensa de los glaciares.
Aprendimos de Huasco y su movimiento de 19 años en Pascua Lamas, en defensa de los glaciares Toro 2 y 2 y Esperanza. Putaendo y la amenaza de la minería a los glaciares de Chilón. Cajón del Maipo y la defensa del Glaciar Monumento Natural El Morado y Mesón Alto. En Aconcagua, las amenazas al Glaciar Juncal, Monos de agua y Los Gemelos. Pero también supimos que esos glaciares amenazados en la montaña andina del norte y centro, viven en medio de una cordillera volcánica y tectónica, con condiciones térmicas peculiares. Glaciares de roca, que no se asimilan al modelo clásico, inaugurado por los trabajo de Louis Agassiz, en el S XIX.
No es posible resumir este encuentro, pero al menos podría aludir –plagiando a Cortázar– a Erasmo y su Elogio de la locura.
Más de cien personas escuchando tres mesas intensas de saber: criosfera, gelifluxión, permafrost,geomorfología. Mas de 100 miradas y presencias atentas a la suerte de algunos de los 24 114 glaciares catastrados, palpando la responsabilidad que tenemos sobre cuerpos que representan el 82 % de los glaciares del cono sur.
Un diálogo científico técnico de primer nivel con ciudadanos espectadores llegados de distintos sitios. Una expresión viva de los foros híbridos de Michel Callon en acción, todos interesados en la convocatoria para cuidar unas condensaciones de agua en estado sólido. Todos conmovidos por la amenaza que significa un sistema de evaluación ambiental que se vive como una pseudo-ingeniería del habitar el planeta. En la intemperie de un sistema de parques nacionales anclado en 1949. Librados al desamparo de instituciones jurídicas y políticas, que al decir de Michel Serres, son como astros lejanos apagados cuya luz procede de millones de años atrás. Perturbados por la megasequía que ha durado todo el siglo XX, acelerada por los incrementos de temperatura velocísimos: una vida humana hoy toma escala geológica: la temperatura media ha aumentado en un grado desde 1961. Imposible resumir las 5 horas de vida pasadas allí, en el calor de una mañana neblinosa otoñal, cargada de amor por la cordillera, los hielos, la vida.
En una hoja se nos pedía dejar a la salida nuestra idea de una ley de protección de glaciares. Como las pinturas paleolíticas en algunas cavernas, creo que bastaría señalar que son bienes intocables.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: