Camus: tuberculosis y peste bubónica

Camus vivió con su tuberculosis a cuesta. Fue un hombre pre y post tratamiento antibiótico, lo que hizo de él un paciente quirúrgico primero y médico después. En La Peste, cuidadosamente Camus distingue la tuberculosis de la mujer de Rieux, que se aleja de Orán muy al inicio en tren, del brote epidémico.

Ambos procesos generan -como hemos vivido en estos días- dinámicas muy distintas. Los pacientes de tuberculosis son recluidos, intervenidos, tratados. La dinámica de la peste, enfermedad del mismo modo trasmisible, es sin embargo el campo de una intervención política mayor, sobre los colectivos reducidos a población, es decir intervenidos como si fueran tan sólo una aglomeración de individuos compactos y monádicos, manejados a través de parámetros como presión , temperatura y volumen.

Si bien el aleteo de una mariposa en el Amazonas puede desencadenar un monzón en la India, no parece igualmente plausible que el aleteo de un humano pueda controlar un brote epidémico. Si bien todo tiene que ver con todo, los procesos epidémicos parecen tener una conducta resonante, un patrón acoplatorio que crece y luego decrece, que muestra una cierta independencia, un curso propio, como una tormenta solar, una erupción volcánica, la explosión de una nova.

Ese espacio que deja la indigencia humana al desnudo, es copado por la inutilidad de las máquinas institucionales. Evacuar Chaitén por ejemplo, no puso ni quitó nada al curso del volcán.

Entre la tuberculosis que camina a paso ligero — de paloma– y la yersinia que se desparrama como una oleada, Camus reconoce una diferencia. Frente al volcán, a la peste, despliega todo su aparato existencial, la reafirmación de valores solidarios en el sin sentido.

El brote COVID ha separado a los salubristas entre apocalípticos e integrados (tuberintegrados vs buboapocalípticos). La enseñanza de Camus va por un deber ser reflexivo frente al colectivo que nos lleva en otra dirección.

Una última cuestión. Foucault decía que Marx respiraba en el aire intelectual del siglo XIX como un pez en el agua. Fuera de ella se asfixiaba. Marx es hijo del carbón, del vapor, del telar movido por la energía fósil, de la economía política y de las ciencias del siglo XIX.

Me pregunto cuál es el agua en que respira Focault y fuera de la cual podría asfixiarse. Es cierto que he reconocido su carácter de anfibio, con un pedazo del cuerpo en el siglo XX y otro en el XXI. Pero también creo que el pensamiento de Foucault tiene la marca de algo que hasta ahora no se distinguir.

No es ocioso preguntárselo porque aunque ya salimos del brote agudo y las fuerzas eruptivas hace más de un mes ya están en regresión, seguimos pensando en términos carbónicos o a lo más, aéreos. Y no somos capaces de distinguir la silueta de lo que ocurre, sino como tuberintegrados o buboapocalípticos.

Si tuviera que decir cuál es el agua en que vive el pez Foucault diría que es el tape. Las grabaciones en cassette de sus cursos del College de Francia, las imágenes en video tape de sus entrevistas, los registros de conversaciones periodísticas y su figura circulando viviente y oral, en la reproducibilidad electrónica de las memorias  binarias electromagnéticas.
El plástico bañado en tinturas ferromagnéticas, el plástico de sus pullovers de cuello alto, de los autos y aviones en que se desplazaba ágil como un Rimbaud del siglo XX, la caparazón plática de los teléfonos y marcos de sus lentes, las cintas para pegotear textos con textos, fotocopiar libros imposibles, el plástico de la desechabilidad de la medicina VIH, de los kit y sachet. La cinta que enrollada y desenrollada se vuelve ovillo imposible, rizoma no trazable, que desbarata cualquier taxonomía sencilla.
Carbón es a  Marx como tape a Foucault.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: