Wulla

IMG_0285Laguna el paso. Bordeada de rocas y con algunas zonas congeladas, debes rodearla por su extremo oeste, entre piedras y manchones de nieve. Marca para mí un punto de inflexión. Llevo 5 horas de caminata, 11 días de errancia, amistades rotas y otras nacientes, mi compañera a 3000 km al norte.

Estoy intentando amarrar en un solo nudo carbón, antropoceno, yaganes, Patagonia. Por decirlo de una manera sencilla, vincular el trabajo de Charles D. Keeling y la curva epónima, con el río de las minas, signo unívoco de la importancia de la propulsión a vapor para navegar el estrecho. El desembarco de los ecosistemas de occidente, las especies oveja, caballo, trigo, castor, eucaliptus, acorralando a las especies nativas. Los ecosistemas conceptuales, las dualidades de occidente, arrasando los órdenes canoeros.

Las naves de vela del siglo XVI podían transportar ecosistemas en escala suficiente para perturbar radicalmente las ecologías nativas, que sabemos eran causa y efecto de los poblamientos humanos. La navegación a vapor potenció esa condición. Las armas, las iglesias y el gobierno metropolitano podían exportar ecosistemas conceptuales. Los imperios decimonónicos tecnificaron al máximo este comercio de ideas, con su educación obligatoria, su trabajo obligatorio, sus cárceles obligatorias y su medicina obligatoria.

Punta Arenas fue fundada al lado de una mina de carbón. Las aguas aún arrastran el mineral a su desembocadura en el estrecho. El eolismo pleno pertenece al Cabo de Hornos,  zona menos tortuosa y más abierta, que permite maniobrar una gran nave en viento de los torbellinos y remolinos. La autopropulsión del vapor, la explosión de movimiento circular generado por una térmica del agua y el carbón, engendra un pequeño trozo de anti-entropía, que se mueve entre las corrientes. Las canoas de corteza de coigüe van en otro sentido, negentropía, la vida navegando en el desorden.

Algo de eso son también mis pasos rodeando los dientes de Navarino, biología misma entre los cerros, entre unas rocas que reparten piedra y agua con distinciones precisas, un orden geológico se establece que da forma también a lo vivo, una biología pétrea, agua, ventisca. De las configuraciones que enlazan los elementa con la vida. Lugares vivientes del fuego, del aire, del agua y de la tierra.

Intento articularlos en el doble rostro del carbón\carbono. Primo Lévi, memorialista de los campos nazis, ha dedicado el capítulo final de un libro concentrado en unos pocos elementos de la Tabla periódica, al carbono. Ni siquiera al carbono, sino a un átomo particular e individualizado de carbono. Como un Julio Verne de la nanotecnología, visionario y lúcido, da al átomo la fuerza de una memoria viviente. Carbón, carbohidratos, fotosíntesis, hidrocarburos, arquitectura de macromoléculas, enlace de la tierra y el sol: moléculas de aguas rotas por fotones energizados del fuego, para liberar Oxígeno al aire, nitrógeno de la tierra ensamblando Rubisco  para concertar esta danza fotosintética.

Tengo entre las manos los trozos de carbón arrastrados por el río. Mientras camino tropiezo con restos de hogueras de algunos viajeros. A la entrada de Ukika están los restos køkkenmødding o tamba’kī (De la Amazonia a la Patagonia, frase tan amada por Lévi-Strauss((¿¿pants or books??)) ).  La cultura de la madera de los castores, venzolanos o haitianos del antropoceno hacia esta zona sur, terciando en las luchas por un agua que ha dejado de tener el espacio de los comunes.

La isla perdió su nombre Wulla para ser nominada por una batalla entre griegos y turcos en 1827: Navarino. Caminar por aquí es leer en cada sitio nombres que son la historia occidental aplastando la historicidad indiana. Bahía Nassau, lago Windhond, Canal Beagle, Estrecho Murray, Seno Darwin. Benjamin dice en alguna parte que

en el nombre aparece la ley del ser del lenguaje, según el cual resulta igual hablarse a sí mismo como como dirigirse en el habla a todo lo demás. El lenguaje, y en él una entidad espiritual, sólo se expresa puramente cuando habla en el nombre, es decir en el nombramiento espiritual.

Pero aquí occidente ha inventado una falsa universalidad, pisoteando a Wulla y sustituyéndola por una conmemoración guerrera. Restituir una universalidad indiana.

Subo hasta el Paso Australia, mientras a mi lado un río luminoso y arrollador baja desde sus glaciares hasta los lagos. Camino por una cumbre larga, casi dos kilómetros de altiplano. Busco el próximo túmulo para mantener mi rumbo. Bordeo una rimalla y empiezo un descenso hacia laguna guanaco, hacia Williams, hacia el regreso. No he visto a nadie en el ascenso. Encuentro un grupo que baja con cuidado con paso lento. Agradezco su presencia que atempera mi marcha y me protege de una velocidad innecesaria.

*

Cruzo desde Puerto Navarino hasta Ushuaia. Visito la Colonia Penal. Kafka y Chéjov me acompañan.

La coloia penal es un gesto mediante el cual occidente reconoce su marginalidad en la zona: pese a los enclosure, a la evangelización protestante –Bridge el órfano es el puente-, a las estancias, al zinc, las cocinas de hierro fundido (carbón carbón carbono), Patagonia es un borde. Lo fue en este experimento de trabajo y castigo, en este vigilar y castigar austral, en este faro de una gubernamentalidad del fin del mundo. Occidente nos ha puesto próximos al fin del mundo. Somos el fin apocalíptico del mundo occidental. Nuestra dalcas habrán de redimirnos de tal naufragio.

Y sin embargo yaganizamos las ciudades con paso ancho. Camino con pie de indio. Ushuaia como una novia engalanada en medio de una estepa agreste, sabe que está perdida en una zona que siempre será borde. Al menos del otro lado, en Mejillones, seguimos siendo agrestes, ásperos, salvajes.

Iré a Mejillones a caminar por su cementerio, trabajado por un colega en su ciclo MGZ.

IMG_0313Vengo de extenso diálogo con colega turnante en Hospital de Talca, que despliega saberes antropológicos, dignos de una Hernán San Martín o un Benjamín Subercaseux. Las nuevas generaciones se internan sin saberlo por los derroteros intelectuales de sus grandes maestros. Bajamos al río con baldes plásticos de pinturas Oxiquim a buscar agua y emprendemos diálogo insospechado con infantes de marina que vuelven 40 años después a la misma noche vísperas de una guerra. Diálogo de cuerpos envejecidos, de historia a sacudones, de bandos que se barajan y vuelven a barajar. Soy un testigo privilegiado.

Hablamos con Popi de antropología simétrica. ¿Qué le pasó a Fitz-Roy con Fuegia? ¿con Jemmy? ¿Por qué torció su rumbo hasta el suicido? En las líneas introductorias Subercaseux escribe oracularmente:

se le adentraron en el alma mas allá de lo que conviene para la buena salud mental de los que se ejercitan en el bien

Algo de esto habrá vivido Gusinde en 1922 como sacerdote y como hombre, en la operación de desnudar a trabajadoras de haciendas y volverlas indias. Misterioso secreto que reside en exhibir los pechos, en pintarse la cara con sales de calcio. Gusinde nunca volvió. ¡¡¡Qué dolor en su alma!!! No se cómo podría vivir sin volver mil veces a esta Comala. Antropología simétrica: lo que los indios le han hecho a occidente. La metafísica que ha perturbado su orden. El canibalismo devuelto.

*

¿Qué me enseñó Caleta María? Algunas cosas sobre la amistad. Rostro muriente de las décadas de los 70 y rostro naciente de encuentros posibles.

Pero también me mostró que occidente no sabe qué hacer con la Patagonia. Los hippies no saben qué hacer. Los ecoturistas tampoco. Los científicos menos.

Aquí está Patagonia inexpugnable, inapropiable, aunque tengas un rol en el conservador de bienes raíces y una cifra de hectáreas para exhibir, no puedes guardarte en el puño este viento, estas olas, el vuelo desatado de un cóndor,  la turbulencia de una nube.

Occidente no tiene nada por nombrar aquí.

*

Museo Martín Gusinde de Puerto Williams: el museo de Chile. Me basta con su arquitectura sencilla, sus salas espaciosas sin vigilantes, el privilegio errante de ser el único visitante. Una exhibición que parece hecha a mi medida. Sospecho  una secreta configuración que se adecúa a cada visitante. En este caso a mí. Como esos buscadores de la web que parecen saber exactamente lo que buscas y lo que quizás te interesaría.

Es un ademán galante si digo que es el museo más lindo de Chile. Porque significa que todos los otros pertenecen a esta estirpe elegante y sencilla, son comparables, tienen  aire de familia. Sólo que es éste el que me enamora, el que me captura, me lleva y me susurra.

En el patio un ukurj. Y unos huesos de ballena desperdigados. Hasta aquí ha llegado esa oscura barrera que franquea las dos culturas. Las ciencias sociales intramuros, sabias y honestas, hermosas. La biología esquelética de las ballenas no ha logrado estar haciendo lo suyo. Los huesos de la ballena son curiosidad de gabinete, no poseen guión ni texto que las nombre. Ahí el antropólogo dejó sitio al coleccionista, que sin saber  las sacó al afuera.

*

Camino, respiro. Intento anudar el nudo carbón\carbono. Allí donde el enlace químico se biologiza. Bordeo los dientes de Navarino. Trato de no “hacer los dientes”, como gustan decir los amantes del trekking. Casi los camino con escaso rumbo. Cazador-recolector de esta ruta trazada sobre mapas maravillosos —

Life is Too Short for Bad Maps (Bruce Willet SIG Patagon)

—la voy inventando en la medida en que la camino, contemplo bahía Nassau desde un paso, busco el falso y el verdadero Cabo de Hornos. Como si tuviera la historia de occidente en la palma de la mano. Se  vuelve liliputiense, una maquetita de la historia real.

Holoceno es una casita hecha para proveer cobijo al hombre de occidente. Bastaría un golpe de ola para borrar

como en los límites del mar un rostro de arena

Bastaría un antropoceno en apuros, para sacudir sus convicciones.

IMG_0095

Al regreso el ascenso por península Brunswick una mina de carbón como si mi camino hubiera sido vano.

brunswick

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: