Antropoceno y zonas críticas

En junio pasado las bajas temperaturas extremas en Coyhaique generaron una nube de material particulado que puso de nuevo la cuestión de su calidad del aire en cuestión. En julio más de 700 mil salmones se escaparon en el seno de Reloncaví de los centros de cultivo. Desde agosto la zona industrial de Ventanas ha mostrado las graves secuelas del industrialismo y la incapacidad de las instituciones públicas y privadas para restaurar una zona dañada.

No sólo debemos señalar que el Antropoceno ya está dramáticamente aquí. Es también su expresión territorial la que requiere una articulación dialógica y pragmática de ciudadadanos, expertos y comunicadores.

Este sitio busca facilitar esos encuentros y comentar documentos, publicaciones o ideas que puedan servir de ayuda para emprender un rumbo civilizatorio democrático, terrestre y sabio.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s